DESARROLLO SOSTENIBLE

Reporte responsabilidad social

Ante la emergencia medioambiental y climática Séché se posiciona como actor destacado de esta profunda transformación social.

 

La economía circular se acerca a una utopía*, la cual busca construir una organización ideal de la sociedad (o cercana a ella) basada en una modificación de los comportamientos. Una reorganización que hay que replantearse, para el bien común de la Humanidad. Esta reorganización busca preservar los recursos, y los residuos son un componente importante a tener en cuenta, al igual que una frugalidad necesaria de nuestro consumo.

Los residuos se destacan porque forman parte de la solución (almacenamiento, tratamiento o reciclaje) y permiten cerrar, o no, el bucle de la economía circular; en ese sentido, constituye una fase fundamental de la misma. Sin embargo, no hay que olvidar que algunos residuos pueden conllevar una cierta peligrosidad que hay que controlar. Estas actividades relacionadas con los residuos están en constante evolución y requieren innovaciones e inversiones en tecnologías cada vez más elaboradas. ¡Lo que constituye una problemática mundial!

A esto se dedican los 2.500 empleados de Séché en todo el mundo (que serán 4.500 a principios de 2019 con los equipos de Sudáfrica e Italia): a reciclar en materias primas todo lo que se pueda o, en su defecto, a reutilizar la parte de energía que contienen. Con ello, contribuyen a preservar los recursos de nuestro planeta. Nuestra Responsabilidad Social Empresarial (RSE) maneja un enfoque de gestión que sitúa a la empresa en su ecosistema global, con sus empleados, pero también sus vecinos, clientes y el tejido asociativo, educativo o académico. Trabajando con ellos, el Grupo actúa en favor de la preservación de los recursos, la lucha contra el cambio climático y la conservación de la biodiversidad.

“Toda esta aventura no sería posible sin todas las mujeres y hombres que contribuyen a ello diariamente. A quienes mostramos aquí nuestro máximo agradecimiento.”

Además de facilitar la aplicación y el cumplimiento de las normas y reglamentos, la RSE genera un nuevo dinamismo que permite mejorar nuestra rentabilidad en todos los ámbitos, contribuyendo así a reforzar el Grupo en su entorno, desarrollar sus actividades y a incrementar sus resultados a lo largo plazo.

Joël Séché

Presidente y Director General

* Utopía: construcción imaginaria y rigurosa de una sociedad que constituye un ideal para quien la realiza (Diccionario LAROUSSE)

RSE

Código ético

Desde el 2003, Séché hace parte del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, un proyecto de adhesión voluntaria, mediante el cual las empresas, asociaciones u ONG, son invitadas a respetar diez principios universalmente aceptados sobre los derechos humanos, las normas de trabajo, el medio ambiente y la lucha contra la corrupción.

De estos principios, hemos declinado nuestros propios compromisos de ética empresarial a través de una carta de Desarrollo Sostenible, hemos igualmente creado una política de Calidad, Salud, Seguridad y Medioambiente al nivel de cada instalación y un código de comportamiento y de accionar a nivel individual.

Las reglas que aparecen en estas cartas, políticas y códigos, no buscan substituir las normas nacionales o internacionales, las cuales el Grupo tiene que respetar. Estos compromisos no poseen un carácter contractual, no obstante, deben ser conocidos y aplicados por todos los colaboradores del Grupo. Su buena aplicación incumbe a todos y cada uno de los trabajadores, pero, sobre todo, a aquellos quienes tienen a cargo un equipo.

No es nuestro objetivo de prever todas las situaciones, ni de codificar todos los comportamientos, sin embargo, algunos principios básicos, claros y precisos, junto con el sentido de la responsabilidad y el buen juicio pueden constituir buenas referencias de comportamiento para todos en el Grupo.

Joël Séché

Presidente Director General

DESCARGAR CÓDIGO ÉTICO